Antes de vivir la pandemia los padres muchas veces se sentaban con los hijos a revisar y apoyar en las tareas escolares, ahora con esta nueva realidad tienen que fungir también como orientador o profesor de cierta materia y aunque en muchas ocasiones empezamos con la mejor actitud y disposición al pasar de los días  la vida profesional y las obligaciones familiares nos dificulta seguir en esa postura y todavía más si nunca hemos sido docentes. 


Hay que tener en claro que los papás son papás, no maestros. 

En este sentido, hay que tener en cuenta que los padres somos padres, no maestros es bueno y aconsejable tener ambos roles claros y separados. Una cosa es sentarnos con nuestros hijos a ayudarles en sus tareas si es que en un momento necesitan nuestra ayuda u orientarlo en la clase que le corresponde. Y otra cosa, muy distinta, es que nuestros hijos creen una dependencia de los padres a la hora de hacer las tareas.

Es importante que los niños se responsabilicen de realizar sus propias tareas; eso les ayudará a ganar autoestima y autosuficiencia.

Pero… ¿Qué puedo hacer para lograr captar su atención a la hora de hacer tareas?

Hoy les queremos compartir 4 consejos para padres o cuidadores sea más fácil ayudar a los peques con las tareas:

  1. Son niños: Poco a poco están construyendo su proceso de aprendizaje, es normal que pregunten muchas veces, que se distraigan, que le den más importancia a cosas que para nosotros pueden no tenerlo… “¿Por qué la playera del niño que sale aquí, es roja?” “Mira mamá como agarro el lápiz”. No esperemos que nos contesten como adultos o inmediatamente lo que les preguntamos. (Parte del proceso cognitivo, de motricidad,  lateridad y muchísimos otros procesos que vienen acompañados según su etapa de desarrollo).
  2. Estilos de aprendizaje: Es muy importante saber cómo es que mi peque aprende mejor, para facilitarle la manera de aprender, al menos en casa. 

Visual: Le sirven más las imágenes, secuencias, ver cómo pasan las cosas, les ayuda o gusta mucho dibujar, escribir o incluso leer. 

Auditivo: Aprenden mejor si escuchan las cosas e incluso encuentran sus equivocaciones si lo dicen en voz alta. 

Audiovisual: Sería la mezcla de ver y escuchar las cosas que está por aprender, el ejemplo claro serían videos. 

Kinestésico: Aprenden físicamente, es decir con su cuerpo (manos, pies, movimientos). Se mueven al aprender,  juegos de rol o experimentos.

3. Paciencia: Expliquemos lento y con palabras que ellos entiendan, repitamos las veces que sean necesarias, paremos y resolvamos todas sus dudas.  Darles tiempo a que la hagan a su tiempo o ritmo. Si ya están o incluso nosotros estamos cansados es mejor parar, distraernos un momento y luego regresar.

4. ¿Qué le digo cuando se equivoca o que le digo para alentarlo?: Debemos de tener mucho cuidado con lo que les decimos a nuestros niños, sobretodo cuando cometen un error, se desesperan o incluso nosotros nos desesperamos. Pues tenemos que recordar que al mismo tiempo están formando su autoestima, confianza en sí mismos, en los demás, regulación, tolerancia a la frustración etc. Por lo tanto somos nosotros las guías y ejemplo en como saber regularnos ante dichas emociones.


Redacción: Psic. Valeria Trujillo y Pedagoga Carina Linares.


Nosotras

Somos una empresa de mujeres emprendedoras que comparten la pasión por el cuidado y desarrollo infantil.

Contacto

5543616870
L - V 9am - 6pm
Sábado 9am - 4pm
Whatsapp 24hrs

Ubicación

CDMX / Cancún 
Cel. 5543616870

Suscríbete a nuestro Boletín Informativo

Derechos reservados MiNUNú IMPI 2017. Términos y Condiciones | Aviso de Privacidad