Los  niños al crecer, pasan por diferentes etapas y momentos de crisis que tienen como objetivo ajustarse a su nuevo modo de entender el mundo que les rodea, afirmarse como un ser individual y configurar lo que será, en un futuro, la personalidad de los niños. Uno de estos primeros “conflictos” se suele observar con la crisis de los 2 años y es la que también conocemos como la “pequeña adolescencia” o los “terribles 2”.

¿Por qué tienen esta crisis de los 2 años? 
En esta etapa desarrollan actividades como el caminar, comunicarse por medio de palabras, empiezan a reconocerse como seres individuales.  Podemos decir que están ensimismados en su propio mundo, por lo cual empieza este lapso al cual muchos le apodan “pequeña adolescencia” porque al reconocer su individualidad quiere ejercerla, eso implica no hacer caso de aquello que no le agrada o no es de su interés. 

 Esta fase de desajuste y reequilibrio permite iniciar los primeros pasos de organización de la personalidad de los pequeños. Con ella aprenden también donde están sus límites  y posibilidades de acción.
Es una etapa fundamental en la que padres y madres debemos aprender a poner límites y normas razonables que les transmitan seguridad. Ello no quiere decir que las acepten de buen grado, de ahí las protestas, rabietas y testarudez que caracterizan esta etapa.

Característica principal: 
Su nueva palabra favorita: NO. 
Rabietas, protestas. 
Búsqueda de la independencia.

El mundo centrado en ellos: 
El niño de 2 años todavía no entiende el punto de vista de los demás y por tanto no comprende por qué no puede conseguir ese juguete que desea, el caramelo que tanto le gusta o aquello que sea que quiere en ese momento. Como su lenguaje todavía no le permite expresar con palabras la frustración que siente muestra su rabia, impotencia o decepción mediante su cuerpo: pataleando, llorando y gritando.

Técnicas para afrontar esta etapa:
Paciencia: Recuerda que eres un padre o madre en formación, apóyate de información para saber cómo resolver la situación.
Límites con respeto: Esto significa no ejercer violencia o agresiones en la forma que imponemos estos límites. 
Anticipa el posible caos: Si ya reconoces cómo actúa/ reacciona tu hijo, evita o anticipa la situación, esto no significa privarlo de vivir sus emociones, sino de apoyarlo mientras las reconoce y gestiona. 

Leave a Comment

Nosotras

Somos una empresa de mujeres emprendedoras que comparten la pasión por el cuidado y desarrollo infantil.

Contacto

5543616870
L - V 9am - 6pm
Sábado 9am - 4pm
Whatsapp 24hrs

Ubicación

CDMX / Cancún 
Cel. 5543616870

Suscríbete a nuestro Boletín Informativo

Derechos reservados MiNUNú IMPI 2017. Términos y Condiciones | Aviso de Privacidad