Debido a las vacaciones de invierno, los hábitos que había establecido se diluyeron un poco, pero esto no quiere decir que lo hayas hecho mal o que todo esté perdido. Como te he contado en blogs anteriores, los hábitos, normas y límites deben adaptarse al contexto por el cual esté pasando tu familia. 

Como madres y padres de familia, antes de retomar y renovar los hábitos en casa, debemos de preguntarnos ¿Qué tan permisiva, autoritaria y democrática soy? ¿En qué situaciones lo permito y por qué?. 

Para apoyarte a identificar, imagina que tus acciones son un péndulo que en ciertas escenarios familiares se mueve más hacia un lado que otro. Por ejemplo, el horario para el almuerzo eras más permisiva, pues le dabas prioridad al tiempo de juego.

Después de esta introspección, pregúntate hacia dónde quieres que el péndulo se mueva con más fuerza. Debes de tener en cuenta:

  •  ¿Qué quieres lograr? 
  • ¿Cómo lo puedes lograr? 
  • ¿Con qué competencias cuenta mi hija o hijo para lograrlo?
  • La edad que tiene.
  • Gustos y motivaciones de tu hija o hijo.
  • Si has establecido el hábito con anterioridad, cómo respondía (acciones y emociones) tu hija o hijo

Después de esta reflexión  tanto de forma individual como en pareja, es necesario que tengas en mente las 3 Ces. Sobre todo que las niñas y los niños no son capaces de establecer hábitos de la noche a la mañana y no lo lograrán haciéndolo solos. 

Habiendo identificado todo lo anterior, es hora de involucrar a toda la familia para retomar y renovar los hábitos. Elige un lugar y horario para que todas y todos puedan escuchar activamente las ideas de las y los otros. 

Ya que hayan establecido las responsabilidades de los integrantes de la familia, el horario (día y hora) y las consecuencias de no querer cumplir y respetar lo acordado. Coloca a la vista de todos un calendario semanal sobre las tareas que se deben de realizar, este lo puede hacer individualmente o hacer una check list (puedes describir la tarea o sólo colocar dibujos). 

Recuerda que los calendarios pueden hacerlos por ellos mismos para que se apropien desde el principio de las actividades.

Te presentamos algunas opciones y cómo las puede llenar:

Ya sea dentro de casa o  en la escuela, se tiene como objetivo lograr formar niñas y niños autónomos, al enunciarlo parece totalmente fácil, sin embargo requiere de un trabajo constante, coherente y colectivo.  Así que no te sientas sola en este proceso, tanto como los miembros de la familia y expertas en el cuidado infantil pueden ayudarte a construirlos y consolidarlos.

Construir la autonomía desde la infancia requiere de paciencia por parte de las y los adultos que acompañen al pequeño en la crianza, pues tenemos la noción de que el lograr que se valga por sí misma (o) es de manera lineal y no es así, los pequeños logros para obtener la independencia dependiendo de los apoyos físicos, contextuales, emocionales y cognitivos.

Si los hábitos se logran construir desde la infancia con un enfoque flexible y consciente, se consolidarán muchos factores primordiales durante las siguientes etapas de la vida.


Nosotras

Somos una empresa de mujeres emprendedoras que comparten la pasión por el cuidado y desarrollo infantil.

Contacto

5543616870
L - V 9am - 6pm
Sábado 9am - 4pm
Whatsapp 24hrs

Ubicación

CDMX / Cancún 
Cel. 5543616870

Suscríbete a nuestro Boletín Informativo

Derechos reservados MiNUNú IMPI 2017. Términos y Condiciones | Aviso de Privacidad