Durante los primeros años de vida las madres y los padres de  familia son cruciales en el desarrollo, desempeño escolar y la forma de vincularse con la sociedad de las niñas y los niños, pues son quienes proveen a las y los pequeños de las herramientas para afrontar estos procesos. 

Uno de los procesos más complicados como te hemos contado es el de establecer hábitos en casa y aún más el hacer la tarea. Antes de compartir estrategias para lograr consolidarlo es necesario que como madres y padres de familia realicen una reflexión.

Cuando eras niña o niño…

De manera individual recuerda cuando eras niña o niño y estudiabas en kinder o primaria y responde la siguientes preguntas:

  • ¿Cómo te sentías cuando hacías las tareas en casa?
  • ¿Quién te ayudaba a hacer tus tareas?
  • ¿Cómo te apoyaban a hacerlas?
  • ¿Cuáles eran las materias en las que te gustaba trabajar? ¿Por qué?
  • ¿Qué te gustaba hacer?
  • ¿Cuáles eran las materias en las que no te gustaba trabajar?¿Por qué?
  • ¿Qué no te gustaba hacer?

Al responder estas preguntas, establezcan un día para poder comentarlo en pareja o con quien te apoya en el Cuidado de tu Hija o Hijo. De manera colaborativa y empática construyan una conclusión sobre qué les facilitaba hacer sus tarea en casa. Posteriormente, platensee lo siguiente:

  • ¿Cómo creen que se sienten sus hijas o hijos al hacer la tarea?
  • ¿Por qué creen que se sienten así?

Manos a la Obra..

Al haber hecho el ejercicio anterior empatizarás con tus hijas o hijos sobre lo difícil que puede llegar a hacer una tarea escolar en casa, pero no es lo único que tendrás que hacer, aquí comenzarás a tirar esta eterna rivalidad entre la tarea y la infancia. Recuerda que el hacer tareas escolares, es como cualquier otro hábito; necesitas de paciencia, constancia, consistencia y coherencia. 

Acércate con tu peque, elige un lugar neutral y cómo para todas y todos aquellos que participen en la plática. Siempre mantén tu vista a su altura, pueden estar sentados en el piso o en la mesa, otra opción es que tú estés en cuclillas. 

Comienza por hablar de algo diferente a la escuela. Después explora lo siguiente, teniendo en mente que no debes forzar su respuesta ni darle opciones, el espacio que están construyendo es de comprensión y eso fomentará su capacidad para hablar de lo que piensa y siente.

  • ¿Cómo te sientes cuando haces las tareas en casa?
  • ¿Cuáles son las materias en las que te gusta trabajar? ¿Por qué?
  • ¿Qué te gusta hacer?
  • ¿Cuáles son las materias en las que no te gusta trabajar?¿Por qué?
  • ¿Qué no te gusta hacer?

Por último, agradécele su sinceridad y confianza, menciónale que juntas o juntos comenzarán a trabajar para que logre hacerlas con mayor facilidad. 

Junt@s es mejor

Como lo acordaste es hora de comenzar a cambiar el significado de las tareas escolares. No debes de realizarlo de manera autoritaria, debes de reconstruir este hábito de la mano con tu peque.

El lugar es importante

  1. Busquen un lugar: Exclusivo para hacer la tarea, donde tenga un espacio libre, buena iluminación, esté alejado de distracciones como la tv, el celular, etc. 
  2. Personaliza todo: Pueden adornarlo con lo que más le guste o el elegir su escritorio, su silla, ect.
  3. Elijan un horario: Este será exclusivo para hacer tarea, pueden establecer pequeños descansos cada media hora o cuando termine una actividad.

Organizados es mejor

  1. Prioricen las tareas: Seleccionen las tareas de acuerdo al nivel de facultad o el tiempo que creen invertir en ella. (Pueden comenzar con lo que más le gusta, lo más fácil, lo que entendió en clase).
  2. Estipulen los acuerdos a la hora de hacer tare, qué si y que no se puede hacer y porqué.
  3. Modifiquen los acuerdos cuando sea necesario.

Tú eres importante

  1. Evita crear situaciones difíciles: Evita gritar, regañar y sanciones.
  2. No todo es fácil: Recuerda que tu hija e hijo es únic@ y aprende de manera diferente, por lo tanto motívalo a buscar otra alternativa o explícale cómo lo solucionarías tú. Por último dale tiempo para que comprenda de qué trata la tarea.
  3. Reconoce los logros: Al finalizar la tarea, dile todo lo bueno que hizo, en qué mejoró y compártelo con la familia.

Son el mejor equipo

  1. Pregunta antes de empezar: ¿Qué hay de tarea? ¿Cómo vamos a hacerla? ¿Cuánto podemos avanzar hoy? 
  2. No siempre es fácil. Si la tarea es complicada o difícil pide ayuda con expertas en el cuidado infantil, con compañeros, etc. 
  3. Mejorando: Al finalizar todo la tarea platiquen sobre cómo se sintieron, en qué materias les fue más fácil hacer y porqué.

Esperamos que con todos estos consejos logres ser la super-heroína o super-héroe que logre derrotar esta rivalidad entre la tarea y tus hijas o hijos.

Nosotras

Somos una empresa de mujeres emprendedoras que comparten la pasión por el cuidado y desarrollo infantil.

Contacto

5543616870
L - V 9am - 6pm
Sábado 9am - 4pm
Whatsapp 24hrs

Ubicación

CDMX / Cancún 
Cel. 5543616870

Suscríbete a nuestro Boletín Informativo

Derechos reservados MiNUNú IMPI 2017. Términos y Condiciones | Aviso de Privacidad